Informe de los Expertos sobre la Reforma Fiscal

14 marzo, 2014
Informe de los Expertos sobre la Reforma Fiscal
Califica esta publicación

Analizamos las claves más destacadas del Informe de los expertos sobre la Reforma Fiscal y las medidas propuestas al Ejecutivo español. Las más destacadas son:

  • Rebajar el tipo mínimo del IRPF al 19%-20% y el máximo al 50%
  • Reclasificar los productos con 21% de IVA general
  • Reducir el impuesto de sociedades al 20%

Ganancia Patrimonial Largo y Corto Plazo

IRPF:

El informe propone que se tengan cuatro tramos del impuesto sobre la renta de las persona físicas

El tipo mínimo debería situarse entre el 19% y 20%, frente al 24,75% actual. El máximo, según los expertos, no debe superar el 50%.

INDEMNIZACIONES:

El informe preliminar de la reforma fiscal elaborado por el grupo de expertos recomienda que los trabajadores tributen en el IRPF por las indemnizaciones en caso de despido en contratos indefinidos, tanto si este es improcedente como si se justifica por causas económicas.

IVA:

los expertos no son partidarios de subir el tipo general y quieren que se mantenga en el 21%. Pero sí que abogan por una reclasificación de los bienes y servicios. Piden que los productos que tributan al 10% pasen al 21%, a excepción de hostería, transporte público y vivienda.

Al analizar este impuesto, los expertos han centrado sus esfuerzos en los bienes y servicios sujetos actualmente al tipo reducido, “al objeto de proponer su tributación al tipo general, pero planteando ciertas excepciones motivadas por claras razones de política económica”, señala el informe.

SOCIEDADES:

Se propone reducir el tipo nominal del Impuesto de Sociedades desde el 30% actual, hasta alrededor del 20%. Los expertos creen que esa reducción debería efectuarse por etapas, con una posición intermedia situada en torno al 25%.

En relación con las deducciones, la Comisión propone establecer una tributación mínima en el régimen de exención para evitar la doble imposición internacional por el impuesto extranjero que grave a la entidad participada. Esta tributación mínima podría fijarse a través del nivel del tipo impositivo, pudiendo servir de referencia el tipo más bajo del Impuesto sobre Sociedades en la Unión Europea, que se sitúa en el 10%.

Se propone, además, la supresión de la deducción por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica, la deducción por inversión de beneficios, por inversiones medioambientales, por reinversión de beneficios extraordinarios y por creación de empleo, entre otras de menor cuantía, “por considerarlas poco eficientes para el logro de los objetivos que persiguen y suponer, sin embargo, un importante coste recaudatorio”.

Antelo Mencheta Consultores_Auditoria

FUENTE: Eleconomista.es