El incierto futuro de las pensiones en el punto de mira internacional

8 enero, 2013
El incierto futuro de las pensiones en el punto de mira internacional
Califica esta publicación

Tras una concatenación de recortes en distintos sectores por parte del gobierno de la nación y la sombra de la privatización sobre la Sanidad y la Educación, muchos se preguntan si seguimos teniendo garantías sobre el sistema público de pensiones.

Pensionista

Pensionista

El pasado año ha sido especialmente duro y durante prácticamente su totalidad, una de las palabras más escuchadas ha sido “rescate”. Ahora con la prima de riesgo en 360 puntos, nos enfrentamos a un año decisivo para el futuro económico de España y en el que será clave la evolución del mismo a fin de redefinir nuestro lugar dentro de la estructura política y económica de la Unión Europea.

Comenzamos el año con una noticia del Wall Street Journal que  se comenta en prensa y televisión estadounidense y alemana pero de la que apenas se ha hablado en España, según la cual, el gobierno de Rajoy ha invertido al menos el 90% del patrimonio total del fondo estatal de pensiones en bonos del estado español. Según este periódico se habría invertido este porcentaje que asciende a 65 mil millones en títulos de deuda española de alto riesgo. Esta práctica es sostenible sólo mientras España pueda refinanciar sus créditos en los mercados financieros.  Pero si los inversores nacionales ya no puedan afrontar compras de bonos españoles, España dependerá de inversores extranjeros y eso podría volver a aumentar los intereses y acercar el país a un posible rescate. El mayor problema es que, al haber invertido ya el 90%, ya no quedaría dinero para futuras compras. España quiere emitir deuda por el valor de 200 mil millones de Euros en este año – y para ello hacen falta compradores.

En noviembre el gobierno sacó 4 mil millones de Euros del fondo para poder pagar las pensiones. En septiembre eran 3 mil millones para cubrir sus propias necesidades de financiación. Estas dos operaciones juntas ya habían superado el límite anual legal, por lo que el gobierno simplemente aumentó el límite permitido.

Nos vemos pues ante una situación que,  sin ser una mala noticia, sí nos pone ante una incertidumbre que reabre el debate sobre la necesidad de contratar planes de pensiones privados ante una supuesta futura incapacidad del gobierno de hacerse cargo de las pensiones.

“No hace falta un gobierno perfecto; se necesita uno que sea práctico.”

(Aristóteles)

[Publicado por Alicia Ballesteros]

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *