Due diligence y auditorías

4 octubre, 2013
Due diligence y auditorías
Califica esta publicación

El término “due diligence” (traducido literalmente por “diligencias debidas”), hace referencia a la investigación acerca de una empresa por parte de un comprador potencial o a determinada ley con “diligencia de cuidado”. Dicho comprador evalúa a dicha empresa o sus activos para conocer la situación real de la misma antes de efectuar una adquisición.

“Due diligence” se puede traducir también por auditoría. La auditoría es el examen crítico y sistemático de una organización, proyecto, sistema o producto que realiza una persona o grupo de personas independientes del mismo. En tal examen se valora el área de actividad, las perspectivas de futuro del negocio y el estado de su activo o pasivo. En definitiva, se garantiza la rentabilidad de una operación y la “buena salud” de una compañía.

Antelo Mencheta Consultores_Auditoria

Tipos de auditoría

Existen muchos tipos de auditoría, aunque generalmente cuando hablamos de ella nos referimos a una auditoría externa de los estados financieros de terceros. Algunos tipos de auditoría son:

  • Auditoría contable: la realizada por un experto en contabilidad, sobre los estados contables de una entidad.
  • Auditoría energética: inspección, estudio y análisis de los flujos de energía en un edificio, proceso o sistema.
  • Auditoría jurídica: revisión, examen y evaluación de una institución con el fin de mejorar su eficacia realizada por un profesional del derecho.
  • Auditoría medioambiental: cuantificación de la posición medioambiental de una organización.
  • Auditoría de cuentas anuales o de otros estados financieros: Comprobación de los estados financieros de la entidad.
  • Auditorías de gestión o revisión especial
:  radiografía de áreas específicas de los departamentos administrativos, contables y/o financieros.
  • Auditoría por requerimiento legal
: realizadas en determinadas circunstancias (valoración de acciones, fusiones, ampliaciones y reducciones de capital…)

Tipos de análisis a la hora de realizar una auditoría: 

“Due diligence” económico-financiero: revisión exhaustiva de los activos y los estados económicos del sujeto analizado: descripción de la empresa y de su sector de actividad, análisis de sus sistemas contables, información acerca de la organización y recursos humanos…

“Due diligence” jurídica: revisión fiscal y laboral, estudio de los contratos y posibles causas o litigios pendientes. Es importante para localizar posibles temas “ocultos” por la sociedad: compromisos, deudas, acuerdos con terceros…

Si necesita más información sobre contabilidad y auditoría consulte con su Asesor en Valencia.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *