Tipos de facturas

8 agosto, 2013

facturas_titulo_valorUna factura es un documento mercantil imprescindible para el desarrollo de cualquier actividad por cuenta propia donde se refleja toda la información de una operación comercial. Según el medio por el que se transmiten, según su valor, según sus requisitos o según su contenido se pueden clasificar en diferentes categorías.



Según el medio por el que se transmiten:

– En primer lugar existen las facturas tradicionales, aquellas que se presentan impresas en papel.

– En segundo lugar tenemos las facturas electrónicas o “e-facturas”, que equivalen a las emitidas en papel pero que se realizan, presentan y envían mediante el uso de diversos dispositivos de carácter telemático. Para poder utilizarlas correctamente es necesario contar con certificados digitales que estén legalizados y reconocidos.


Según su forma:

En cuanto a su forma podemos dividir las facturas en 3 categorías:

– Factura Pro-Forma: se trata de una pre-factura donde se indica tanto el precio que se deberá abonar por los productos o servicios solicitados así como la forma de pago.

– Factura Duplicada: es aquella que realiza el autónomo en caso de pérdida de la original por parte del cliente. Debe llevar los mismos datos que la anterior.

– Copia: es igual a la factura original y en ella se debe hacer constar claramente que es una copia.


Según sus requisitos:

Según sus requisitos las facturas pueden ser de dos tipos:

– Factura  completa: aquella que reúne todos los datos necesarios de cualquier factura. Estos datos son:

  • lugar y fecha de emisión
  • número y serie cuando corresponda
  • datos fiscales del emisor(nombre, apellidos y/o denominación social,número de identificación fiscal y domicilio)
  • descripción de la operación y contraprestación total. Si la operación está sujeta y no exenta de IVA deben aparecer en la factura todos los datos necesarios para identificar la base imponible, el tipo tributario y la cuota repercutida. Si en la factura se aplicaran distintos tipos de IVA, deben diferenciarse las operaciones sujetas a cada tipo.

– Factura simplificada: puede no incluir algunos campos.

Según su naturaleza:

–       Facturas ordinarias: muestran la operación comercial realizada

–       Facturas rectificativas: establecen correcciones en facturas anteriores

–       Facturas recapitulativas: reúnen un compendio de facturas.


Para obtener ayuda profesional si tienes un negocio en Valencia y alrededores sobre facturación, puedes contar con una Asesoría en Valencia especializada.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *