Actualización de Balances, ¿Vale la pena acogerse?

7 marzo, 2013

El artículo 9 de la Ley16/2012 de 27 de diciembre por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, regula la “Actualización de Balances”.

¿En qué consiste la Actualización de Balances?

Con carácter voluntario, permite a personas jurídicas y físicas con actividad económica a actualizar el valor en balances de determinados activos. Podemos incrementar el valor de activos, equilibrando con una cuenta de reserva especial que formaría parte de los fondos propios de la empresa.

La modificación tiene pleno efectos contables y fiscales, pero se amortizará a partir del primer ejercicio que comience tras el uno de enero de 2015. El aumento neto del valor se cargará con un gravamen del 5%.

Si decidimos hacer la actualización, deberemos aplicarla a todos los activos de la empresa. A excepción de los inmuebles que podemos acogernos de forma individualizada.

¿Para qué sirve?

De esta forma, la empresa puede contrarrestar el efecto de la inflación sobre los activos a lo largo de los años.
Esto, tampoco es nada nuevo, el Real Decreto Ley 7/1996 ya pretendía aproximar los balances a la imagen fiel del negocio.

Actualizacion de BalancesActualizacion de Balances¿Cómo se calcula?

El incremento del valor lo obtenemos al aplicar al precio de adquisición o coste de producción del activo y también a las amortizaciones fiscales que hemos realizado sobre este, los coeficientes de actualización contemplados en la normativa, que dependerán de variables como año de adquisición, producción y amortizaciones practicadas. Al resultado de la operación anterior, le aplicamos otro coeficiente que dependerá de los ratios de financiación del negocio.

Como es lógico, el fruto de estas operaciones no puede darnos un valor del activo superior al de mercado, el valor de mercado siempre será el límite de actualización.

¿Qué Activos pueden acogerse a la Actualización de Balances?

Activos de inmovilizado material e inversiones inmobiliarias.
NO, se pueden actualizar existencias ni inmovilizado intangible.

¿Vale la pena acogerse a la actualización de balances?

[box type=”info”] Depende, …. ¿de qué depende?[/box]

Ventajas de la Actualización de Balances:

– Posibilidad de amortización con el efecto fiscal correspondiente, desde el primer ejercicio a partir 1 de enero 2015, incrementando el valor de los activos por los años que falten para completar su vida útil.

– Nos cuesta un 5% del incremento del valor. A cambio, de esta forma, las entidades mercantiles pueden ahorrar impuestos respecto a la tributación del Impuesto de Sociedades al deducirse fiscalmente por medio de la amortización, el 30% del aumento neto del valor del activo.

Desventajas de la Actualización de Balances:

– Pagamos ahora un 5% del aumento de valor, pero el ahorro por amortización se realiza a lo largo de los años y a partir del 2015.

Conclusiones:

[box] La Actualización de Balances es una opción a considerar si tenemos activos de inmovilizado material o inversiones inmobiliarias que se vayan a quedarse en la empresa de forma permanente.[/box]

No será recomendable poner al día el Balance por esta vía para activos que vayan a transferirse en breve. Ya que en la venta, tras aplicar los coeficientes del corrección monetaria (art. 15.9 de la Ley del Impuesto de Sociedades), logramos un efecto fiscal similar a la Actualización de Balances sin el pago del 5%.

Como en toda cuestión mercantil, habrá que estudiar el caso concreto por un experto mercantil, bajo una perspectiva contable y fiscal para ver el impacto final de la operación.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *